CAMARA VENEZOLANA DE DISTRIBUIDORES DE REPUESTOS, EQUIPOS PESADOS Y AGRÍCOLAS
CONEXPO CON/AGG 2020: Exposición a celebrarse en Las Vegas, Nevada - USA los días 10 al 14 de marzo de 2020. Haz clic en el anuncio para mayor información sobre el evento.

    Servicios de Argentina

    Servicios de Argentina

    Servicios de argentina, que desde 2003 ocupa ese cargo. En ese momento fue designado por el presidente Nestor Kirchner y en 2007 ratificado por Cristina Fernández de Kirchner cuando asumió la Presidencia de esa nación.

    De Vido ha sido la mano derecha de la pareja presidencial desde que fue gobernador de Santa Cruz, en el sur del país. Ahora aparece como la persona que otorgó el aval a las empresas argentinas para que se favorecieran con la venta a organismos oficiales en Venezuela.

    Los señalamientos parten de las declaraciones que a finales de abril dio Eduardo Sadous, ex embajador de Argentina en Caracas. Mencionó que mantuvo conversaciones durante su gestión diplomática con funcionarios venezolanos y empresarios de su país, quienes admitieron el cobro de comisiones de hasta 15%.: 12% le quedaba a Palmat International y 3% a Madero Trading, compañías comerciales que fungen como intermediarias.

    En Buenos Aires se ha criticado que en un acuerdo entre gobiernos se haya recurrido a los llamados traders, debido a que su incorporación encarece costos, pero los señalamientos fueron subestimados por De Vido, que ha considerado legal la contratación con estas empresas.

    «No conozco ningún lugar del mundo donde el trading sea un delito», dijo en la única declaración que ha hecho sobre el tema en la Revista 23, difundida luego por la Agencia de Noticias de la República Argentina.

    «No es una fábrica, ni dos ni tres; son diez, quince, que han firmado su adhesión a la gestión. Yo no tengo nada que opinar. Es una cuestión de acuerdos entre privados, entre los privados que venden y Palmat», agregó el ministro.

    La compra de la maquinaria argentina fue hecha por la Corporación Venezolana Agraria con recursos que provenían de los pagos hechos por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico de Argentina por el combustible que le vendió Petróleos de Venezuela.

    «El convenio establecía que Argentina adquiriera fuel oil y gasoil en una determinada época del año, y Venezuela compraba productos fijados en el acta. En principio había 20 pero después se amplió», explicó De Vido al referirse al acuerdo de cooperación que firmaron los presidente Hugo Chávez y Néstor Kirchner a mediados de 2004.

    Para siembra de tierras

    Entre 2005 y 2008 los pagos recibidos por Petróleos de Venezuela sumaron 554 millones de dólares, y ese dinero se depositó en una cuenta de fideicomiso administrada por el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela. Posteriormente, esos recursos se desembolsaron principalmente para cancelar las facturas contratadas por varios de los presidentes que ha tenido la corporación agraria -Riblia Rodríguez, Richard Canán y Elías Jaua-, con el fin de atender las necesidades de maquinaria para la siembre de tierras.

    «Es un parque que en este momento es de 6.000 equipos, todos están en el campo y no sólo se compraron en Argentina sino también en Bielorrusia y Brasil», afirmó Canán, que está al frente del Ministerio de Comercio. «Toda esa maquinaria está adscrita a la Corporación Agraria Venezolana a través de la Empresa Socialista Pedro Camejo y en nuestras distintas unidades de producción como Florentino», agregó el funcionario.

    En los activos de esa compañía estatal figuran tractores, cosechadoras, sembradoras y tolvas de autodescarga de 14 compañías argentinas: Agrinar, Pauny, Metalfor, Bernadin, Vassalli, Crucianelli, Gherardi, Super Walter, Apache, Cestari, Akron, Ombú, Agrometal y VHB. Esta maquinaria se ha utilizado para las siembras de arroz, maíz y sorgo.

    El informe de gestión de la empresa socialista indica que con la compra de estos equipos se redujo la merma de cereales. «Desde Argentina llegaron repuestos, piezas, accesorios para maquinaria agrícola, así como transferencia de conocimientos y tecnologías aplicables a la fabricación y ensamblaje de tractores y motoniveladoras», señala la compañía Pedro Camejo en su reporte 2009.

    El Gobierno también ha destacado que el acuerdo Kirchner-Chávez permitió la construcción de la fábrica de tractores Pauny en El Sombrero, estado Guárico, por la que se han invertido 55 millones de dólares, desembolsados principalmente por Venezuela y cuya primera etapa fue inaugurada en la reciente visita de la presidenta argentina a Caracas.

    Pauny ha sido una de las empresas sobre las que ha recaído principalmente la denuncia del pago de comisiones para estar en Venezuela, denunció el senador argentino Luis Juez, ex miembro del Partido Justicialista (Peronismo) al igual que los Kirchner. Ahora milita en el Partido Nuevo.

    Juez aseguró la existencia de un equipo formado por autoridades de la Embajada de Venezuela en Buenos Aires y asesores del despacho a cargo del ministro De Vido, que exigían comisiones de hasta 25% y 30% sobre la factura de maquinaria que compró la corporación agraria.

    Frente a esta acusación, Pauny respondió: «Nos preocupa que estas versiones puedan poner en riesgo futuros acuerdos comerciales con el consecuente riesgo para los puestos de trabajo directos e indirectos que genera esta empresa».

    Oficina paralela

    Las 14 compañías que exportaron maquinaria a Venezuela no tienen ningún tipo de relación con la Cámara Venezolana Argentina, y la única que figura como miembro es Palmat porque sus operaciones de intermediación comercial o trading se remontan a los años antes de la llegada de Néstor Kirchner al poder.

    De allí que la actividad de promoción comercial de esta institución gremial era nula, no favoreció todas las empresas argentinas. Los señalamientos indican que se utilizó un mecanismo paralelo de promoción comercial que montó el ministro Julio De Vido y el director ejecutivo del órgano de Control de Concesiones Viales, Claudio Uberti, quien renunció al cargo en agosto de 2007 por exigencia de Kirchner, luego de conocerse su participación directa en el caso de la valija.

    La Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola presentaba a sus agremiados las demandas que exigía el Gobierno venezolano y simultáneamente los ponía en contacto con los funcionarios designados por De Vido y Uberti.

    Acto seguido contactaba al presidente de Palmat International, Roberto Wellisch, en su papel de intermediario y posteriormente se concretaba la firma del contrato con la Corporación Venezolana Agraria y el desembolso de los recursos por parte del Bandes.

    El presidente de la Cafma, José Alustiza, no tardó en esperar para fijar la posición de esta organización. «La cámara no tiene ningún conocimiento de que se hayan pagado coimas», se indica en el portal de Internet de esta organización. No obstante, el dirigente hizo la salvedad de que «hay empresarios que hacen negocios de manera directa y algunos hacen mayor cantidad que otros, pero cómo lo hacen no pasa por la cámara».

    FUENTE: El Mundo. 13/11/2009. Ileana García Mora

    Deja un comentario

    Cerrar menú